Hamacas para bebés a partir de 6 meses

Respaldo sólido, silla acolchada, práctica, ligera y fácil de transportar son las cualidades que requiere la hamaca tu bebé a partir de los seis meses. Permite a tu pequeño tener la mejor perspectiva del mundo al sentarse en una de estas hamacas. Selecciona a continuación la que deseas comprar:

¿Por qué es importante una hamaca a partir del sexto mes del bebé?

hamaquitas para bebes mayores de seis meses

El peso ideal de un niño de seis meses está entre los 6 y los 8 kg. A esta edad, ya es capaz de hacer varios movimientos (Puede girar su cabeza con facilidad y sujetar los objetos con firmeza). También tiene una mejor visión de un adulto, por lo que está más preparado para explorar el universo que lo rodea

Las hamacas pueden utilizarse desde el día de nacimiento. Sin embargo, esta es la fase donde más vas a necesitarlas.

En las siguientes líneas enumeramos varias situaciones, en las que te servirán de ayuda y soporte

Tu hijo ya puede incorporarse apoyando las 2 manos en el suelo e Igualmente se mantiene sentado y empieza a agarrar todo aquello que le llama la atención.

Las hamacas no son sólo un lugar seguro para que duerma, sino que también son un centro de estimulación temprana y entretenimiento. Además, algunas tienen móviles, sonidos, luces o juguetes educativos. 

En el sexto mes de vida tu hijo inicia el desarrollo del lenguaje y los ejercicios de estimulación son muy importantes en este período. Para realizarlos es necesario mantener al bebé en contacto con su entorno y las hamacas son las aliadas perfectas para esta tarea

Además, puedes colocarlas en interiores y exteriores, permitiendo que el niño interactúe abiertamente. Existen modelos con capota o toldo son perfectos para las salidas al aire libre, ya que esta edad es ideal para que los pequeños conozcan espacios exteriores 

Son muchas las actividades que debes realizar mientras cuidas a tu bebé. Este producto te permite tenerlo cerca de tí en todo momento

Ventajas

  • Las mejores marcas y modelos cumplen con la normativa de seguridad europea vigente. Cuentan con sistema de bloqueo y arneses efectivos que evitan que la hamaca se desplace o se mueva con los movimientos de tu pequeño.
  • Te ayudan a tener más tiempo libre mientras tu hijo descansa. De esta forma, puedes aprovechar las horas extra para trabajar, descansar o realizar otras tareas en tu rutina. 
  • Existen una infinidad de modelos en el mercado
  • Están equipadas con base de apoyo sólidas que soportan el peso de los bebés hasta los 15 meses. 
  • Muchos de estos artículos incluyen sistemas de vibración que a través de un suave vaivén, le recuerda al bebé los movimientos de tu vientre. Es un ayudante ideal para su relajación.
  • La mayoría de los modelos de hoy cuentan con múltiples posiciones. Esta cualidad te permite adaptar la hamaca a la edad de tu bebé y a las diferentes actividades que el pequeño puede disfrutar en ella (comer, dormir, pasar el rato o jugar). 
  • Son portátiles. Podrás llevar a tu hijo a donde quieras, manteniéndolo siempre a tu lado. 

Cómo deben usarse

  • No es recomendable que dejes a tu pequeño todo el día en la hamaca. A los 6 meses necesita que su cuerpo tenga una mayor movilidad. Combínala con alfombras de actividades, parque de bebés o gimnasios. 
  • Debes ubicarla sólo en superficies firmes y planas. Nunca la coloques en lugares altos, en el coche o en sitios irregulares como sillones o sofás. Las plataformas inestables son peligrosas y atentan contra la seguridad de tu bebé. 
  • Para una mayor higiene asegúrate de que su tejido sea transpirable, lavable y desenfundable. Recuerda lavarla con frecuencia para evitar enfermedades. 
  • Mantente al lado de tu pequeño, nunca dejes de vigilarlo
  • La hamaca debe tener un diseño y unas dimensiones adaptadas al peso del bebé, de lo contrario podría volcarse. 
  • Recuerda utilizar siempre el sistema de sujeción
  • A la hora de dormir, debes colocar a tu hijo boca arriba
  • No pongas almohadas u otros elementos al lado o debajo de tu niño. 

Deja un comentario