Hamacas de Bebé para el Baño

Si quieres aportarle seguridad y comodidad a tu bebé en el baño, estas hamacas serán tus mejores aliadas. Evita deslazamientos involuntarios que puedan poner en riesgo a tu pequeño en la bañera, y disfruta junto a él cada chapoteo bajo el agua. Encuentra los mejores materiales a continuación:

Principales beneficios de las hamacas de bebé para la ducha

Hamacas de bebe para la ducha y banera

El aseo forma parte de la vida cotidiana, resulta imposible pasar por alto este hecho. las hamacas para el baño están diseñadas de manera ergonómica para proporcionar, tanto a ti como a tu hijo, beneficios impresionantes, como:

  • Sujeta al bebé de modo seguro. Recuerda que la motricidad está en desarrollo y solo con el tiempo aparece el óptimo control de todos sus movimientos.  
  • El tamaño reducido facilita la ubicación en cualquier área de la bañera.
  • Posibilidad de bañarlo con las dos manos, ya que su estructura favorece el ajuste perfecto del menor.
  • Ligero y de fácil traslado por si necesitas llevarlo de viaje.
  • Cuida la postura apropiada durante el baño.
  • Minimiza los riesgos de deslizamiento.
  • Posiciona al pequeño de forma estratégica para el reposo, mientras que puedes acariciar con suavidad su frágil cuerpo sin exponerlo a peligros inminentes.
  • Fomenta la tranquilidad del pequeño, ya que se siente en un espacio seguro y confortable.
  • Elimina los miedos que suponen el uso de agua y jabón.
  • Reposera o tumbona ideal para promover la relajación y el bienestar emocional tanto de los padres como de los pequeños.
  • Funcional, adaptable y cómoda, para que ambos viváis una experiencia confortable.
  • Diseños modernos que combinan con cualquier estancia.
  • Mantiene al niño feliz, en contacto permanente con la temperatura cálida del agua.
  • Herramienta que minimiza las complicaciones durante el aseo, especialmente durante los primeros días de vida.

Independientemente de que te sientas muy seguro con este increíble accesorio, recuerda que nunca debes dejar solo a tu bebé durante el baño, ni siquiera durante unos segundos.

Lo que debes considerar antes de comprar hamaquitas infantiles para la ducha

Para comprar este extraordinario accesorio y que selecciones el modelo más idóneo para ti, es indispensable analizar a profundidad los siguientes aspectos: 

  • Cumplimiento de los criterios de seguridad.
  • Revisa que los materiales de fabricación sean de buena calidad y con garantías de larga vida útil.
  • Asegúrate que sea de plástico y que no se deforme cuando entre en contacto con el calor.
  • Integración de elementos antideslizantes.
  • Inclusión de soportes de goma para la sujeción y estabilidad.
  • Verifica el peso máximo permitido.
  • Dimensiones de la hamaca. Que sea un tamaño acorde al de la bañera donde la vas a ubicar.
  • Asimismo, procura que la hamaquita sea fácil de quitar y poner y que se pueda poner en otras bañeras.
  • Diseño ergonómico que garantice la adaptabilidad, preferiblemente de tipo reclinable.
  • Facilidad para incorporar, retirar el bebé y que se pueda mover con libertad.
  • Los modelos plegables son más pequeños y pesados, con la significativa ventaja de que caben en cualquier espacio.
  • Comprueba que sea de fácil mantenimiento e impida la acumulación del moho.
  • Los orificios de drenaje deben permitir que fluyan los líquidos y residuos jabonosos.
  • Comodidad para el almacenamiento, con gancho para sujeción en pared.
  • El tipo de hamaca a seleccionar dependerá de la edad y peso del niño. Los recién nacidos precisan soporte para la sujeción de la cabecita.

Inversión garantizada

Si bien es cierto, que existe un sinfín de productos que han sido elaborados para la higiene de los niños, no hay nada más importante  que mantenerlos seguros y lejos de las situaciones de riesgo.

De ahí la necesidad de añadir este accesorio vital, que impide la aparición de deslizamientos o 

El momento de bañar a tu hijo jamás será tan placentero. La conexión, el contacto físico, los masajes y el amor, son factores únicos y una hamaca de baño servirá de vínculo emocional entre tú y tu hijo.

Aprovecha cada instante, la hora de la ducha consiste en una oportunidad para el desarrollo socioemocional y físico, así como, el aprendizaje de diversas habilidades de los seres más preciados de la familia.

Deja un comentario