Hamacas para bebés recién nacidos

Con estas hamacas podrás estimular a tu bebé recién nacido, a la vez que facilitas su reposo. El beneficio será también tuyo ya que podrás vigilarlo mientras realizas cualquier otra actividad. También favorecerás que tu pequeño se familiarice con todo lo que le rodea.

¿Por qué elegir una hamaca desde los cero meses?

hamaquita para recien nacido

Que tu bebé empiece a utilizar una hamaca desde los primeros meses de vida le ayudará a estimular sus sentidos. Cuando están recién nacidos muchas madres cometen el error de dejarlos todo el tiempo en la cuna donde tienen una visión limitada. 

Si utilizan la hamaca podrán entretenerse mejor mientras están incorporados a la rutina del hogar. Los propios sonidos del ambiente y de los demás familiares lo ayudarán a desarrollarse mucho mejor mientras están cómodos.  

Ventajas

por que comprar una hamaca ergonomica a partir del mes cero

1. Un bebé relajado duerme mejor

El movimiento y la vibración que tienen contribuyen con la sensación de relajación. El bebé se siente seguro en ellas. Al estar mucho más cómodo podrá conciliar mejor el sueño.

Puedes usar las hamacas para que haga sus siestas, mientras te ocupas de alguna otra actividad en el hogar.

2. Un lugar familiar

La característica envolvente de la hamaca hace que el recién nacido tenga una sensación similar a la que experimentaba cuando estaba en tu vientre. Se sentirá calentito y protegido, es por eso que les resulta más fácil dormir.

3. Precaución ante el reflujo

Una de las ventajas que tienen las hamacas es que son ligeramente inclinadas. Recuerda que durante sus primeros meses de vida el bebé suele tener muchos reflujos, lo que sin duda como mamá te generará mucho miedo. Al estar en la hamaca en posición inclinada se evitará que se ahoguen con uno de estos odiosos reflujos.

4.-Descanso y estimulación a la vez

Las hamacas, incluso las más baratas, cuentan con móviles colgantes con los que el pequeño (a) puede estimular su sentidos mientras está en una posición cómoda.

5. Cuida el desarrollo de la columna

Cuando los bebés están recién nacidos no tienen la suficiente fuerza en su columna y cuello como para sostenerse derechos. 

No puedes forzarlos a sentarse, ellos lo harán por sí solos entre los nueve y diez meses, incluso algunos lo logran a los ocho meses. Mientras ese momento llega las hamacas protegen que su espalda no se esfuerce de manera indebida.

6. Puedes usarlas por mucho tiempo

Hay modelos de hamacas para bebés que se van adaptando al crecimiento del pequeño. Cuando están más grandecitos puedes transformarlas en una silla en la que pueden sentarse a descansar. 

Características principales

1. Seguridad

Sin duda como mamá esto es en lo primero que te fijarás a la hora de comprar una hamaca. Tienes toda la razón en hacerlo. Las hamacas soportan un determinado peso. Fíjate en estas características. Hay unas que soportan de 0 a 9 kilos y otras hasta los 18 kilos.  Todas tienen un soporte que las hacen estables.

2. El arnés para sujetar

Las hamacas vienen con un arnés para sujetar al bebé. Este mecanismo impide que con su movimiento puedan volcarse.

3. Vibración

Los modelos más modernos cuentan con un sistema para moverse automáticamente. El movimiento hace que el bebé se relaje. También hay otras que se balancean con el movimiento natural del pequeño. 

4. Lavables

El material con el que son elaboradas las hamacas es lavable. Se puede desenfundar y lavar cada vez que sea necesario.

5. Diferentes posiciones

Traen hasta cuatro posiciones. Cuando la hamaca es para bebés recién nacidos lo mejor es que utilices la posición en la que pueda estar más acostado para que no recargues la espalda ni el cuello.

Cuando esté más grande sí puedes ir inclinándola un poco más e incluso usarla como una silla.

6. Práctica, ligeras y plegables

Cuando no uses la hamaca podrás plegarla y guardarla. Si necesitas llevarla fuera de casa te resultará fácil porque son sumamente ligeras.

No tengas duda que será uno de los artículos que te facilitarán la maternidad durante los primeros días de vida de tu bebé y durante mucho tiempo. Haz una inversión de la que no te arrepentirás.


Deja un comentario